De la Estrategia a la Intrategia

De la Estrategia a la Intrategia

Las organizaciones deben echar una nueva mirada a sus estrategias de crecimiento y desarrollo. Mientras que la "Estrategia" se orienta para lograr el mayor impacto económico de las decisiones directivas que convergen en planes de acción, la "INTRATEGIA" se orienta hacia el interior de las organizaciones, y se vincula con el desarrollo del Talento Humano y sus niveles de cohesión, su compromiso, su orgullo basado en el sentido de pertenencia, su admiración por líderes inspiradores, su accountability, su capacidad de acción proactiva, el mantenimiento del clima que se vive y el fortalecimiento de su cultura corporativa, sus oportunidades de desarrollo en el tiempo dentro de un plan de carrera, así como de todos los factores que afectan la unidad de la organización y en definitiva a la productividad de sus gestiones.

Convencidos estamos, que el fortalecer la Intrategia debe preceder al establecimiento de la Estrategia. Si las acciones intratégicas son débiles, las acciones estratégicas no tendrán consistencia en el tiempo. Con mayor enfoque hacia la estrategia, se logran resultados, la pregunta es: ¿hasta cuándo se lo podrá mantener?

La Intrategia, conceptualizada por Juan Antonio Pérez López y desarrollada por Pablo Cardona y Nuria Chinchilla, y abanderada por Ernesto Yturralde, se orienta al fortalecimiento de la organización como tal, como una comunidad que se proyecta hacia el mercado. La Intrategia se concentra en el desarrollo de los colaboradores desde una óptica tanto individual como colectiva, al desarrollo del concepto del talento humano como activo de la organización, pero no limitado a la ciega utilización de sus esfuerzos para alcanzar cifras y presupuestos, sino como la suma de las capacidades y competencias para lograr los objetivos con un retorno de satisfacciones que le den sentido a sus vidas y fomenten el incremento de su engagement - grados de compromiso con la organización, así como con los objetivos y con la misión de la organización - Los líderes cumplen un rol fundamental para permitir la permeabilidad hacia abajo de la organización.

Ernesto Yturralde
"Fomentar los valores, crean valor para la organización, crean valores agregados para el mercado. Le dan sentido al trabajo, le dan sentido a la vida"

Organizaciones competitivas

Debemos visualizar muchos aspectos y reordenar las ideas, ratificar nuestras acciones y considerar nuevos enfoques. En la búsqueda del éxito empresarial no sólo deberán apuntarse los cañones hacia el mercado, pues para llegar a conquistarlo la infantería tiene que estar preparada, tú tienes que estar preparado.

Los esfuerzos no son aislados, deberá involucrarse a toda la organización en una permanente campaña para fomentar el talento, la lealtad, el compromiso, alimentar las necesidades de desarrollo, disparar las potencialidades del talento humano, capacitándonos permanentemente, para luego conquistar el universo.

A los capitales hay que hacerlos crecer y eso quieren los accionistas, pero el capital humano no está exento y eso quieren nuestros colaboradores “ellos y sus familias también”.

Durante las últimas décadas nos hemos llenado la boca con la importancia del capital humano, pero, ¿qué tanto estamos haciendo por desarrollarlo? Los enfoques se han ido más por los réditos que el capital produce, pero no a hacerlo crecer.

Entender, retener y desarrollar el talento es una de las nuevas tareas más importantes que el nuevo administrador, que tú como líder debes tomar como reto. Las vedettes se están extinguiendo, los equipos están aflorando. Desarrollemos un enfoque que nos permita conjugar elementos con la práctica; combinando la Estrategia con la Intrategia, el capital económico con el humano, las competencias con las visiones, el liderazgo con el empoderamiento, el coaching con los sueños, las motivaciones con la lealtad, que nos permita mantener a los mejores jugadores marcando los goles a favor de nuestro equipo: un equipo imbatible, un equipo ganador.


Peter Senge en su obra La Quinta Disciplina, afirma que una organización inteligente es una organización que se mantiene en permanente aprendizaje, buscando asegurar constantemente que todos sus integrantes - de todas jerarquías - estén aprendiendo y aplicando el máximo del potencial de sus capacidades y competencias, es decir tener cada vez más, la capacidad de comprender los grados de complejidad, de adquirir compromisos, de asumir sus responsabilidades, de buscar el auto-crecimiento como un continuum y de crear poderosos efectos sinérgicos a través de un liderazgo acertado así como de un verdadero y permanente trabajo en equipo


Contáctanos

Ernesto Yturralde